Bioplástico reciclable obtenido a partir de vegetales y dióxido de carbono

Bioplástico reciclable obtenido a partir de vegetales y dióxido de carbono

14 marzo, 2016 0 Por Cristina Estevas

Bioplástico reciclable obtenido a partir de vegetales y dióxido de carbono

Se denomina bioplástico a un tipo de plásticos derivados de productos vegetales, tales como el aceite de soja, el maíz o la fécula de patata, a diferencia de los plásticos convencionales, derivados del petróleo. Los plásticos tradicionales (polietileno, polipropileno, ABS, PET, entre otros) están sintetizados a partir del petróleo por la industria petroquímica. La carestía de este combustible fósil, su carácter de resistencia a la degradación natural y el hecho de que es una fuente que, tarde o temprano, acabará por agotarse, ha llevado a algunas partes de la industria a buscar alternativas. El poliácido láctico, sintetizado a partir del maíz, es una de las más prometedoras.

Bioplástico reciclable obtenido a partir de vegetales y dióxido de carbono

Fuente: Wikipedia

Científicos de la Universidad de Standford (EE.UU) han desarrollado la forma de fabricar plástico de alta calidad, fácilmente reciclable y sin hacer servir petróleo, factor que ayudará a reducir el impacto medio ambiental de forma considerable. La fórmula consiste en producir plástico a partir del dióxido de carbono (CO2) y productos vegetales, como son los residuos agrícolas y la hierba. El equipo de científicos, formado por Aanindeeta Banerjee, Graham Dick, Tatsuhiko Yoshino y Matthew Kanan, afirma que esta nueva tecnología podría proporcionar una alternativa para la fabricación de botellas de plástico y otros elementos que a día de hoy aún se fabrican a partir de petróleo y ayudará a reducir las emisiones en la atmósfera de gases de efecto invernadero.Bioplástico reciclable obtenido a partir de vegetales y dióxido de carbono

En lugar de utilizar el azúcar de maíz para hacer FDCA, el equipo de Stanford ha estado experimentando con furfural, un compuesto formado a partir de residuos agrícolas que ha sido ampliamente utilizado durante décadas. Cerca de 400.000 toneladas se producen anualmente para su uso en resinas, disolventes y otros productos

Fuente: Cep Plásticos